Prueba Abarth 500 con el Kit esseesse y 160cv

abarth 500 - hgp

El Abarth 500 muestra su lado escorpión

Hoy tenemos con nosotros uno de esos coches que llama la atención, un coche pequeño pero que viene cargado de adrenalina, os presento el Abarth 500 con el kit esseesse. Esta denominación es un juego de letras resultante de la combinación de ‘super sport y nos da buena fe de lo que tendremos en un rato entremanos. La frase que describe este coche sería: “pequeño pero matón” porque puede parecer un coche pequeño e inofensivo, pero al apretar el acelerador, todo cambia.

Este hermano musculado del Fiat 500 ha pasado por las manos de Difisa Racing para ponerle apunto el kit de Abarth. Esta unidad que llegó a HGP viene con un color blanco precioso, con unas llantas de 17” multradio de color negra con neumáticos 205/40, una gran combinación. Estéticamente, tenemos en la retina el SEAT Abarth 600, modelo icónico y que este Abarth 500 tiene un aire de ese modelo. La parte delantera mantiene la filosofía del Fiat 500 con las grandes ópticas redondas y un bonito paragolpes delantero con una gran toma de aire en la parte central, no olvidamos el gran logo del escorpión que preside la mini parrilla. En el lateral, se han incorporado unas taloneras y el logo de Abarth. En la zaga, la doble salida supersprint reclama la atención dentro de un precioso difusor negro para darle un plus de deportividad.abarth 500 - hgp

Después de deleitarnos la vista con su estética vintage, abrimos la puerta, sus baquets Sabelt nos dan la bienvenida. El salpicadero predominan los plásticos duros en color blanco y negro. En la parte central tenemos la radio con cd, el climatizador y la palanca de cambios. El cuadro de mandos es esférico con un diseño peculiar, tienes el velocímetro, las revoluciones y una pantalla central para ver el ordenador de a bordo, al lado veremos un tacómetro que nos mostrará la presión del turbo. Cuenta con un sistema GPS Blue&Me TM Map con función de telemetría, datos del motor, cronometro o para MP3, además se puede quitar, pero creo que la pantalla es demasiado pequeña, aunque para eso están los amigos de Ibersound.

Los asientos Sabelt son lo más llamativo del interior, son cómodos, aunque la suspensión que es muy rebotona nos harán los trayectos algo incómodos. La posición es buena pero no cuentan con reglaje en altura, los pedales son de aluminio, pero están demasiado cerca y las piernas nos flexarán demasiado si somos altos como nuestro caso. La palanca de cambios se encuentra en una buena posición y de muy fácil manejo, eso sí, su tacto es durísimo. Las plazas traseras son muy pequeñas y las personas altas tendrán problemas con la cabeza, nos llama la atención los tiradores del asiento delantero en forma de desconexión de batería. El maletero es de solo 185 litros.

abarth 500 - hgpMotor explosivo

La estética del Abarth 500 nos gusta mucho, es ‘cuco’ y deportivo, pero, ¿y el motor? Partimos de la base del 1.4 litros turbo del Fiat 500 que rinde 135 caballos, con la preparación del kit esseesse la potencia sube a 160 caballos, aunque con el escape superspint podríamos rozar los 170 caballos. Tiene 206 Nm par aunque apretando el botón del modo sport sube a 230 Nm de par y acelera de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos. De consumo homologa 6,5 litros y 8,5 litros en ciudad, cifras que se aproximan a nuestra prueba con un gasto medio de 7,5 litros.

En la consola central encontraremos el botón sport, al activarlo, la caja de pandora nos llama. Este botón incide en varias cosas, aumenta el par motor, el control de estabilidad se vuelve más permisivo y la asistencia de la dirección varia. Con ello, el pequeño Abarth 500 se vuelve una bomba, aunque su dirección lo lastra un poco.

abarth 500 - hgpDe curvas con No Turbo No Party

Hemos querido invitar a Miguel para esta prueba y salir de curvas con él, puede ser el comienzo de algo realmente espectacular. A los dos nos encanta su estética agresiva y el aire vintage que desprende, nos iremos a la carretera de “les bombolles” que une Cerdanyola con Barcelona, un tramo perfecto para probar este Abarth 500.

Nos acomodamos, quitamos el control de estabilidad y pulsamos el botón sport, el motor ruge y en el primer acelerón notamos su empuje, los 170 caballos mueven con soltura y alegría los poco más de 1.000 kilos que pesa el Abarth 500. El propulsor se muestra excitante y rápido en toda su curva y empuja hasta la zona alta como un demonio antes de ser cazado. Estamos en su hábitat preferido, las carreteras de curvas y se mueve muy ágil. La dirección se muestra lenta al salir de los virajes, no va por donde nosotros queremos, aunque supongo que será la falta de costumbre, pero cuesta acostumbrarse a ello.

El chasis se muestra efectivo y digiere la potencia muy bien, se muestra muy suelto por las curvas. Los frenos son más que suficientes, tienen mucha mordida y nos permiten apurar al máximo la entrada en curva. La suspensión es muy dura y con el asfalto en buenas condiciones hace que el coche vaya guiado, pero en ciudad resulta excesiva y molesta. Tiene una conducción peculiar y requiere máxima atención para llevarlo al límite. Las curvas pasan y cada vez vamos más rápidos, nos vamos haciendo a el y a su dirección lenta, cada vez nos lo pasamos mejor. Los frenos son tan contundentes que nos exige frenan con el coche recto porque si no los apoyos nos quedarán cambiar la dirección, resulta nervioso y excitante.

abarth 500 - hgpLos cambios en el chasis y suspensión del kit esseesse hacen que se pegue al asfalto y su centro de gravedad sea bajo como un kart. Llegamos al final, Barcelona la tenemos a los pies y nos tocará adentrarnos un poco para llegar a nuestro final. Su reducido tamaño y su blanda dirección hacen de este Abarth 500 un coche ideal para este medio. Aquí la única pega es la suspensión y la dureza del cambio, pero lo compensa con su empuje, me encanta como tira el motor.

Llegamos al final, toca devolver este picante Abarth 500 con el kit esseesse, a los dos nos encanta su estética y el empuje del motor. Es un coche que si quieres ir rápido te va a exigir dar lo mejor de ti. Podríamos decir que se puede mejorar la dirección o con un poco más tiempo para acostumbrarnos a su tacto, es demasiado lenta para ir por curvas. Lo mismo para el cambio, corto y preciso pero duro en exceso. El motor, sin duda, lo mejor, empuja de manera brutal en todo su aspecto y es muy excitante.

Es un coche que llamará la atención vaya donde vaya y también es divertido en todos sus aspectos.

Foto: Jordi Jansana (@jansana)

El kit esseesse incluye los siguientes elementos:

– Centralita con software de 160 CV.
– Discos de freno de 284 mm lo delanteros y 240 mm lo traseros.
– Pastillas de freno de altas prestaciones.
– Muelles específicos Abarth delanteros y traseros.
– Llantas de aleación de 17 pulgadas.
– Filtro de aire Powered by BMC.
– Sistema de control de la presión de los neumáticos con sensor.
– Logo esseesse en capó delantero, portón trasero y laterales.
– Escape Supersprint completo, válvula de descarga y admisión (extras fuera del kit)

 

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *